Dulcito e’ coco

Me tragué por mucho tiempo

Litros de agua salada,

Tenía la boca seca y el corazón endurecido.

Una desesperanza aprendida, un desasosiego hasta el techo.

Convencida pero pesimista,

No guardaba ilusión de sentir de nuevo.

Seguía bebiendo agua salada hasta secarme por dentro.

Llegaste inesperadamente,

Como lluvia en el desierto…

Fuiste un dulcito e’ coco

Dondé había sequía y sal hasta en los huesos.

Dije que te amaba con desespero,

Mi paladar y boca sabia a miedo.

¡Amargas falacias, ingenuos sentimientos!

Lo siento, no quise engañarte.

Llevaba conmigo un sentimiento de abandono metido en el pecho.

He de confesar…

No quería perder el pan ni el queso.

Me endulzaste del ombligo para abajo.

Cuando quise llegar arriba, ya era muy tarde.

Dulcito e’ coco, duraste muy poco.

Bonitas intenciones,

Pero te hacían falta años.

Te embarqué de vuelta a casa, de regreso a las palmeras.

El tiempo no da espera.

Siempre serás mi dulcito e’ coco,

Nos vemos pronto sin el corazón roto.

 

 Por: Michelle Lafaurie 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s