El lobo feroz 

Nadie puede herirme,

eso sólo lo puedo hacer yo.

Caminé hacia al lobo feroz

Buscando margaritas para el corazón.

No tenía nada bajo control,

pero creí que podía manejar la situación.

No me quería lo suficiente como para detenerme,

Mi instinto fue acribillado

Por mi inconsciencia, mi dolor.

¡Qué alguien me salve, que alguien venga a rescatarme!

El lobo feroz no me deja ir.

Estoy inmóvil,

presa bajo su insistencia que era más imposición.

Escondo la niña bajo el disfraz de la puta.

No quiero que la vea,

No lo merece, ya no.

El lenguaje se acorta,

No entiende que me quiero ir,

¡¿cómo le explicó por favor?!

Las horas son eternas,

Seca y fría está mi mariposa interior.

No puedo hacerla volar,

pero puedo salir de está consternación.

La niña sale corriendo,

El disfraz se quedo.

No regreso nunca,

El lobo ya no es feroz.

Me voy a casa, nunca nada pasó.

Nadie puede herirme,

Eso solo lo permito yo.


Por: Michelle Lafaurie 


Arte: Erica Wexler

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s